Colchón Antiescaras

Si está buscando un colchón antiescaras en Global Social tenemos el que necesita. Estos colchones tienen un diseño y funcionalidad diferente a un colchón normal. Tienen el beneficio de poder repartir el peso del cuerpo de tal manera que reduce la presión y por tanto evita que surjan las escaras o úlceras por presión producidas por no moverse en largos períodos.

Cuando se necesita un colchón antiescaras es porque se busca conseguir mejorar el descanso y al mismo tiempo la mayor seguridad para el paciente. A las personas de mayor edad o con movilidad reducida se le realizan cambios en la postura para evitar estas heridas, sin embargo en muchos casos es necesario usar este tipo de colchones para realmente evitar las lesiones.

Colchones antiescaras recomendados

En Global Social hemos seleccionado los siguientes modelos de los principales fabricantes, los cuales darán un excelente resultado. Todos ellos al mejor precio online.

 

Ventajas de usar un colchón antiescaras

Gracias a este tipo de colchones se logra disminuir la presión que se va creando en las partes del cuerpo de las personas que permanecen apoyadas sobre la cama y por tanto un alivio casi inmediato para el paciente. Al mismo tiempo mejora los problemas de circulación e incrementa la comodidad frente a un colchón ordinario.

Tener un colchón antiescaras que facilite la postura de la forma más adecuada, garantiza solucionar el padecimiento. Las escaras o úlceras son unas heridas tipo llagas, que se producen al entrar en contacto continuamente con una presión que va dañando la piel y los tejidos que la conforman. En algunos casos las escaras pueden llegar al músculo o hasta el hueso.

¿Cuándo se debe de comprar el colchón antiescaras?

Siempre que tengamos en casa a una persona con movilidad reducida. Siendo aún más necesario si tienen problemas circulatorios, fracturas, así como otro tipo de lesión que impida moverse. Es entonces cuando cobran una importancia vital, se debe tener en cuenta que al contar con los accesorios necesarios para un perfecto descanso y mayor comodidad aumentarán las posibilidades de confort que potencia la mejoría, por eso siempre es aconsejable y se considera necesario el uso de este tipo de colchones.

Al buscar un colchón antiescaras los pacientes logran estar más confortables y desarrollan una postura adecuada. Otra ventaja que tienen este tipo de colchones es que su limpieza es sencilla, lo que ayuda aún más en la prevención de las desagradables escaras, sobre todo teniendo en cuenta que estas heridas pueden ir evolucionando hacia una necrosis o una ulceración. En la mayoría de los casos tienden a aparecer primero por las zonas de extrema delgadez en la piel cómo la cadera, codos, zona sacrococcígea, etc.

Tipos de colchones antiescaras

Como hemos visto un colchón antiescaras está pensado para aquellas personas que tienen movilidad reducida y debido a ello pasan mucho tiempo en la misma postura, facilitando así la falta de riego sanguíneo , siendo esto muy común en personas ancianas con alguna enfermedad que les impide moverse.

Según la composición

Existen diferentes tipos dependiendo del material de composición. Los más comunes son los de aire los cuales están elaborados con un material muy flexible llamado cloruro de polivinilo. Este tipo de colchón gracias a los diferentes cambios de presión del aire en las diferentes zonas, modifica la presión sobre la piel. Los hay con motores compresores que son los encargados de gestionar esos cambios de presión.

También está el colchón antiescaras de agua y los de espuma. En los de agua hay que tener en cuenta que han sido fabricados en un material plástico y en su interior llevan agua caliente. En cuanto al colchón de espuma están divididos en 48 bloques y éstos son colocados sobre un colchón normal.

Según el nivel de gravedad del paciente

También podemos clasificar los colchones según la denominada Escala Braden con la que podemos calcular el riesgo de úlcera por presión. Si tenemos un paciente que ya presenta lesiones podremos elegir el colchón según el grado de éstas. Hay 4 diferentes niveles, los cuales van de más leve a más grave.

  • Escaras de 1º grado: es aconsejable un sobre colchón o colchón de celdillas de aire que incluye compresor.
  • Escaras de 2º grado: se recomienda un sobre colchón o colchón con tubos inflables con motor compresor.
  • Escaras de 3º grado: similares al anterior (tienen tubos inflables) pero no necesita colchón en el que sobreponerse.
  • Escaras de 4º grado: es el tipo de úlceras en la piel más graves y se recomienda un colchón antiescaras de gama más alta.