La Incontinencia urinaria en adultos no debe considerarse una consecuencia normal de la vejez, sino más bien un problema o patología de base, porque aunque es un problema común, no es normal. Aparte de la edad, deben además tenerse en cuenta los antecedentes personales y enfermedades que haya padecido o padezca el paciente.

En España ya son más de 6 millones de personas los que la padecen, de los cuales 4 millones son mujeres y unos 2 varones.

Por sí sola la edad avanzada no implica que haya escapes de orina. Aunque normalmente en el envejecimiento fisiológico se van produciendo una serie de cambios que la favorecen.

También existe la incontinencia urinaria en adolescentes, que al igual que la adulta, no es una enfermedad, sino un síntoma de alguna problema o patología.

Este problema deteriora considerablemente la calidad de vida, porque disminuye la autoestima y merma su autonomía.

Algunos factores que pueden provocar la incontinencia urinaria son por ejemplo el Parkinson, la diabetes, el consumo de fármacos como diuréticos o antidepresivos, hidrocefalia, etc. También la imposibilidad para desplazarse o la dependencia de otras personas, y por supuesto las barreras arquitectónicas para acceder al cuarto de baño, e igualmente, la ausencia de suficientes cuidadores.

Incontinencia nocturna

Dentro de las diferentes clases, hay dos de incontinencia urinaria que son más habituales en personas mayores adultas:

  • Primeramente, la nocturia, que es la necesidad de levantarse de noche para ir a orinar en repetidas ocasiones.
  • La otra es la enuresis, micción involuntaria cuando se está dormido después de una edad, en la que la incontinencia nocturna no es lo habitual.

Estas dos clases de incontinencia se deben paliar con pañales específicos que contengan un grado de absorción alto, ya que de otra forma no durarían toda la noche y tendrían que ser cambiados o de lo contrario, se corre el riesgo de dañar la piel del usuario llegando posiblemente a la aparición de llagas, por la exposición durante horas de la piel, a la humedad y orina. En el caso de quien aún tenga autonomía para acudir al baño, puede correr peligro de sufrir alguna caída.

Incontinencia urinaria

Ciertamente a causa de la vergüenza e incomodidad que puede provocar hablar del problema, algunas personas afectadas suelen tardar bastante en consultar al especialista, sufriendo por lo tanto en silencio esta situación.

Las repercusiones de ello pueden ser: limitaciones ocupacionales, depresiones,  disfunción sexual, limitación de actividades en el entorno social llegando incluso al aislamiento, etc. Es especialmente importante que al detectar algunos de los síntomas, consulte con el médico para intentar buscar la mejor solución posible.

Existen productos técnicos para la incontinencia urinaria en ambos sexos, y una de los más utilizados son los absorbentes desechables, que proporcionan seguridad, además de adaptarse a todos los tipos de incontinencia y formas corporales, ofreciendo el máximo confort.

                                                                    

incontinencia-urinaria-global-social                      Incontinencia-urinaria-global-social                      Incontinencia-urinaria-global-social               

Pañales para adultos o adolescentes

Es sin duda muy importante poder remediar los problemas que ocasiona la incontinencia para tener una mejor calidad de vida. Por esto mismo, una de las medidas sin duda vital es utilizar absorbentes o pañales adecuados a cada tipo de incontinencia.

Sobre todo, es importante tener en cuenta el grado de absorción de éstos, ya que de ello dependerá poder optimizar bien su uso y además economizar en gastos.

Los pañales son herramientas higiénicas perfectas para la incontinencia de niños y adultos que han perdido la capacidad de controlar su orina o heces.

 Para poder elegir el absorbente que más se adapte a sus necesidades y le ofrezca el máximo confort y seguridad, le ofrecemos los siguientes pasos.

Elija el más apropiado

 Hay tres tipos de absorbentes:

  • Rectangular tipo compresa, debe ser utilizado con una malla slip elástica.
  • Anatómico sin elásticos, con unas hendiduras en la zona inguinal y se adaptan por completo a la anatomía del usuario. El sistema de sujeción es con ropa interior de malla.
  • Anatómico con elásticos que son los más comunes además de los más usados. Sujeción y empapador en un mismo producto. Con tiras adhesivas.

Con una amplia gama de absorción que va desde leve a aguda, sin duda son la mejor solución adaptada para cada caso.

Cada envase incluye una guía de absorción con colores, nombre y sistema de gotas (cuantas más gotas contenga, mayor capacidad de absorción tendrá).

Se debe tener muy en cuenta para que grado de incontinencia es el producto, ya que es importante elegir el que más se adapte a cada usuario.

Elija el tamaño más adecuado

El tamaño correcto es especialmente importante para conseguir que el producto se ajuste perfectamente al cuerpo, de esta forma conseguiremos confort, tranquilidad, confianza y seguridad.

En el envase se indica anchura, largo de pierna y medida de cadera, por lo que le ayudará a la hora de escogerlo de manera más fácil.

Diferentes tallas

Las tallas varían en función del producto:

Tipo compresas

Las tallas se clasifican según los centímetros (largo x ancho) del absorbente. Los hay desde 10×22 cm hasta 46×84 cm. También se clasifican por su absorción, desde 200 ml hasta 3400 ml.

Anatómico sin elásticos

Comúnmente llamados bragapañal, se clasifican por:

  • Tallas XS – S – M – L – XL
  • Medida de cadera desde 45-70 cm hasta 130-170 cm.
  • Absorción desde 800 ml hasta 2400 ml.

Anatómico con elásticos

Clasificados según el ancho de cintura, así como el de cadera:

  • Tallas XS (Junior) – S – M – L – XL
  • Medida de cadera desde 40-60 cm hasta 110-170 cm.
  • Absorción desde 1400 ml hasta 4000 ml.

Sin duda alguna, los absorbentes o pañales son una ayuda perfecta para la incontinencia en la vida diaria.

Si le ha gustado el artículo, puede compartir esta información, ayudándonos además a crecer y seguir trabajando para poder ofrecer más contenidos.