Grúa para Enfermos

Las Grúas para enfermos están diseñadas especialmente para usuarios discapacitados o con movilidad reducida.

Son ayudas técnicas asignadas a los cuidadores del usuario, porque serán ellos quienes llevarán el control de movimiento de la grúa. Son muy prácticas ya que soportan diferentes pesos, en una pequeña superficie, y facilitan la maniobra de transferencia de una superficie a otra con muy poco esfuerzo.

Unas de las más usadas son las grúas cambia pañales, debido a su gran funcionalidad.

Además están fabricadas con una plataforma para realizar el apoyo de los pies, también poseen en las rodillas una zona acolchada con la finalidad de no maltratar al paciente.

Grúas para Enfermos

Modelos de grúas recomendados

Les dejamos una selección de modelos de grúas con un excelente desempeño, puesto que han sido probadas y testadas por miles de clientes.

Tipos de grúas

Todas las grúas móviles tienen ruedas, la principal ventaja de este tipo de grúas es que pueden llevarse a cualquier lugar  donde sea necesario hacer una transferencia. Además, permiten la realización de traslados entre estancias cercanas.

Son artículos imprescindibles para un cuidador, puesto que sin realizar ningún esfuerzo y sin necesidad de ayuda, puede levantar al paciente de una cama, silla, WC, sillón, etc.

Así mismo estas herramientas ayudan a evitar lesiones de espalda por sobre esfuerzo a los cuidadores.

Hay tres tipos principales de grúas para enfermos que a continuación les explicamos:

Grúas hospitalarias

Sirven para trasladar a pacientes enfermos que no pueden valerse por sí mismos puesto que están encamados.

Igualmente se pueden utilizar en hospitales, residencias, bañeras elevadas, domicilios… Son muy fáciles de utilizar y además el paciente se desplaza en suspensión tras ser elevado.

Grúas de bipedestación

O también llamadas “cambia pañales”, son para usuarios que pueden mantenerse erguidos pero necesitan una ayuda extra. Incorporan plataforma para colocar los pies y por otra parte un acolchado para acomodar las rodillas.

Especialmente recomendables para pacientes que tengan cierta movilidad en las piernas, debido a que no pueden levantar a un paciente de la cama, solo a quien se encuentra sentado.

Grúas mixtas

Se trata de un híbrido puesto que dependiendo del brazo de grúa, podrá tener una u otra función.

Características de las grúas de traslado

Es una herramienta que ayuda al cuidador y permite trasladar al usuario desde la cama a la silla, de la cama al sillón, de la cama al WC, o al contrario.

Así mismo resulta de mucha ayuda cuando se desea realizar el cambio de la ropa, porque generalmente se realiza sobre el mismo inodoro para facilitar al cuidador la labor y cuidado del paciente.

La grúa se puede adaptar a las medidas de cada usuario. Igualmente, en algunos modelos se puede acomodar también sus pies, ajustándola con un soporte colocado debajo del tendón.

Sin duda la funcionalidad de todas las grúas para enfermos es similar. Sin embargo, existen grúas fabricadas de diferentes materiales como el acero o el aluminio.

También tiene un arnés que sujeta únicamente al usuario debajo de la axila, diseñado para permitir llevarlo a un determinado lugar con la finalidad de desarrollar sus necesidades básicas.

Otra característica fundamental en las grúas es su botón de emergencia, debido a que permite volverla a la posición inicial, no obstante también es posible bajarla manualmente. Esto se logra desenroscando una varilla, al retirar en la estructura de la grúa una pestaña.

Una grúa para enfermos garantiza la seguridad integral del paciente. Por lo tanto para realizar el traslado, representa un elemento indispensable en el cuidado de cualquier tipo de usuario.

Este tipo de grúas permiten definitivamente al usuario salir de su silla de ruedas o de su cama para poder realizar una existencia mejor, con algunas limitaciones. El paciente podrá moverse de la cama, igualmente montarse en su coche y dirigirse a cualquier lugar.

Beneficios de utilizar grúas para enfermos

Las grúas para enfermos nos ayudarán a cuidar de forma adecuada al paciente, así es que con la ayuda de un arnés que sujeta y también un mando que elevará el brazo de la grúa, ciertamente podrá trasladarlo donde desee.

En conclusión, las grúas facilitan la movilización de manera que ninguna de las dos partes se haga daño gracias a su estructura, diseño y sobre todo funcionalidad.

Finalmente decir que independientemente de sus características físicas, las grúas de traslado permitirán incorporar o desplazar a cualquier paciente de manera sencilla.

En consecuencia mejoran notablemente la calidad de vida del paciente optimizando su día a día, y probablemente haciéndolo más activo y menos monótono.