Las personas con discapacidades han sido siempre objeto de rechazo o discriminación. Son personas necesitan un apoyo según su tipo de discapacidad física y el entorno que les rodea.

Discapacidad o Diversidad funcional

El término “Diversidad funcional” fue recogido por la Organización Mundial de la Salud para referirse con un término respetuoso a cualquier persona con una discapacidad. Esta terminología busca suavizar las palabras “Discapacidad” o “Minusvalía”, que para muchos expresa que las personas con capacidades diferentes no pueden llevar una vida normal.

Cuándo surgió el término diversidad funcional

Es común utilizar estos términos que las personas con diversidad funcional consideran ofensivas para ellos. Por ejemplo, en España se utiliza el término “Minusválido”, el cual es usado en lugares públicos como parques, baños o escuelas.

Las personas con diversidad funcional no pueden utilizar un determinado miembro del cuerpo o sentido, sin embargo, pueden desarrollar otras habilidades para valerse por sí mismos.

Por ejemplo, una persona invidente no puede ver, pero puede desarrollar la lectura en Braille a la perfección, así como un oído musical, una voz apta para el canto o un físico apto para el deporte.

Una persona sorda no puede oír, pero puede percibir las vibraciones del sonido.

Una persona en silla de ruedas no puede caminar, pero puede desplazarse usando sus manos para mover las ruedas de la silla.

Tipos de discapacidades

Es complicado clasificar las distintas discapacidades por las variables que tienen, aun así, se ha dividido en 4 categorías actualmente:

Discapacidad Intelectual

Hace referencia al concepto retraso mental. Por el cual, la persona tiene dificultades para desarrollar habilidades sociales y conceptuales que le complican adaptarse al entorno. Se clasifican en distintos grados; ligero, moderado y severo.

Discapacidad Visual

Hace referencia tanto a la ceguera total como pérdida parcial de la vista. Nos referimos a una persona ciega cuando no ve nada o como mucho puede percibir luces. Y una ceguera moderada o severa cuando se capaz de ver las formas de los objetos, que con apoyos como uso de gafas, cirugía ocular, un bastón adecuado o aprender el sistema de Braille son capaces de hacer su rutina diaria sin problema.

Discapacidad auditiva

Hace referencia a las personas que no perciben estímulos auditivos. Puede haber una pérdida total (sordera total) o parcial (hipoacusia). Y puede producirse de ambos oídos o solo uno de ellos. Tienen como apoyo prótesis auditivas, lenguaje de señas y apoyos visuales para facilitar la comunicación en su rutina diaria.

Discapacidad Motriz

Hace referencia personas con movilidad limitada. Afecta al equilibrio, desplazamiento, habla y manipulación de objetos en la persona con esta discapacidad. Lo principal es detectar las barreras del entorno que nos rodea y así saber que herramientas de apoyo se necesitan, por ejemplo: rampas, bastones, muletas, silla de ruedas, ascensores…

BOTON visita nuestra tienda